Gasto en protección ambiental


Gasto en protección ambiental

El cambio climático es uno de los principales problemas del mundo actual. En la última semana se han producido hechos como que "las reservas globales de agua se hunden pese a lluvias más intensas" o que "Nueva Zelanda ha alertado de que la mayor amenaza para su seguridad es el cambio climático".

En España también se está haciendo hincapié en el medioambiente con el anuncio del Gobierno de la aprobación de la nueva Ley de Cambio Climático y Transición Ecológica se aprobará este mes. El INE ha publicado este viernes, 14 de diciembre, las cuentas anuales en materia de protección ambiental.  



Gasto nacional en protección ambiental por ámbito

Del dinero invertido en protección ambiental dividido por sectores se extrae que en donde se realiza un mayor gasto es en la gestión de residuos con 10.458 millones de euros lo que supone un 59,2% del total del gasto dirigido a la protección ambiental.

El gasto total en protección ambiental ascendió en 2017 hasta los 18.187 millones de euros.




¿Quién invierte más en protección ambiental?

Sobre quién invierte más en la protección ambiental, la clasificación se divide entre las administraciones públicas e Instituciones Sin Fines de Lucro al Servicio de los Hogares (ISFLSH), sociedades y hogares.

Las ISFLSH engloban a  instituciones como fundaciones y asociaciones, partidos políticos, sindicatos, organizaciones religiosas, deportivas, asociaciones culturales, asociaciones benéficas que principalmente estén financiadas por los hogares o mediante donaciones regulares o suscripciones. 

El grupo que más ha invertido es el de las sociedades con una inversión de 9.750 millones de euros lo que se traduce en un 53,8% del total invertido.



Consumo de servicios de Protección ambiental

En cuanto a quiénes consumen los servicios, tanto la gestión de residuos como la gestión de las aguas residuales, se encuentran divididos entre las Administraciones Públicas e ISFLSH y los hogares.


Las Administraciones Públicas e ISFLSH también consumen en: Protección de la biodiversidad y el paisaje, protección del aire, clima, suelos, radiaciones, disminución del ruido y vibraciones e I+D medioambiental y otras actividades.